Post zoo

Zoo

“La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgado por la forma en que sus animales son tratados” (Gandhi).

Hace unos días me fuí al zoo de Madrid porque tenía muchas ganas de fotografiar animales. Hay cosas que no han cambiado desde que fui la última vez, hace la pila de años, y otras que evidentemente sí. Una cosa que parece inmutable a lo largo de los años es la tristeza que algunos animales tienen en su mirada. Y es que a mí, personalmente, me da muchísima pena que haya animales que estén encarcelados y es que como dijo Linita Villamilbel: “Un animal en una jaula es lo mismo que un hombre en la cárcel, la única diferencia es que el animal no ha cometido delito alguno para estar privado de la libertad”.

Hay animales que se han adaptado mejor que otros, como por ejemplo los osos pardos, que son unos cachondos. Cuando se comen los cacahuetes que les tiran, levantan la pata mirando a la gente para que les arrojen más. Hay otros como los koalas que están en unos recintos con una jungla pintada en la pared y una cristalera para que la gente los vea delante de una pared de madera que hace muy dificil que entre la luz del sol. Hay otros que no se sabe muy bien si están bien, contentos o tristes, como los dromedarios y hay otros con una mirada que te congela el alma, como es el caso del gorila o los lobos.

Es una pena que haya que tener a los animales encerrados en zoos para que podamos verlos, pero más triste es el hecho de que sea una de las pocas opciones que hay para garantizar en algunos casos su supervivencia. El tigre blanco simplemente es majestuoso, pero ¿cuánto tiempo viviría libre hasta que a alguien se le ocurriera que como alfombra está mucho mejor? O los osos panda, los gorilas, chimpancés, lince ibérico, rinoceronte blanco, osos pardos y así con una lista enorme de especies en peligro de extinción.

Dejando al margen estas consideraciones, los animales son espectaculares. Me impresionó realmente la exhibición de aves rapaces. Los lémures son muy simpáticos y eso de que puedas interactuar con ellos me parece una gran idea. El tigre blanco es increíble y como ya he dicho los osos pardos son unos cachondos.

Me ha costado mucho seleccionar qué fotos subir a la web, pues saqué una gran cantidad de ellas. Intenté retratarlos aislados del entorno y no siempre ha sido posible hacerlo. Espero que os gusten.

Las fotos las podéis ver aquí.

 

Si te ha gustado este post,suscríbete a mi canal RSS!