Luis

Primavera

«Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y otra vez con el ala a sus cristales jugando llamarán.
Pero aquellas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha a contemplar, aquellas que aprendieron nuestros nombres… ¡esas… no volverán!.» (Gustavo Adolfo Bécquer).

Pues aquí están las fotos de primavera. Sé que han tardado mucho en aparecer pero es que esta primavera no me lo ha puesto fácil. Con tanta lluvia y frío ha sido complicado salir a hacer fotos. Las fotos no son mi mejor trabajo pero es que tampoco ha habido mucho tiempo para fotografiar. Aparte que las flores no acababan de florecer y claro, unas fotos de primavera sin flores quedarían raras, ¿no?.

Tengo que dar las gracias a McMiguel por acompañarme (como siempre) a hacer fotos y también por sugerirme algunas. Nos hemos divertido mucho haciéndolas y pasando frío. Que frío hemos pasado en Canencia. Estaríamos a 1 grado y aun así, allá que nos fuimos. Llovía y hacía mucho viento por no decir que hubo un momento que casi nos volvimos por la tormenta que veíamos que se nos avecinaba. Pero como somos unos insensatos nos animamos a seguir hasta el final del camino para ver la cascada de agua. ¿Mereció la pena arriesgar la sensibilidad de los dedos?. Bueeeeeeeeeeeeeeeno… yo creo que sí jajajajaja.

Espero que os gusten las fotos, al menos un poquito. No son mis mejores fotos pero si os gusta alguna, habrá merecido la pena.

Las tenéis en la galería en la sección de primavera y un retrato de McMiguel en la sección de retratos.

 

Semana Santa en La Puebla de Montalbán

La Semana Santa ya pasó y con ella el tiempo de meditación y recogimiento. ¡Y la «jartá» de torrijas que me he metido entre pecho y espalda! jajajajaja. Naturalmente no he querido dejar pasar la oportunidad de hacer un pequeño reportaje fotográfico. Empecé por la iglesia parroquial el jueves por la mañana para hacer fotos de la preparación de las tallas. Ya las tenían preparadas así que hablé con un señor que estaba allí al cargo (pensé que era el cura pero no) al que desde aquí le doy las gracias por no apagar las luces y permitirme hacer las fotos. Ya por la tarde continué mi periplo acercándome al convento de los padres franciscanos. Allí me estaba esperando Vicente gracias al cual pude entrar al convento y sacar algunas fotos de el, de Ángel, del Cristo de Medinaceli y de una talla muy especial que se estrenaba este año. Un pequeña talla de La Verónica de unos 50cm para que lo niños pudieran sacarla en procesión.

Llegaron las 23:00 y empezaba la procesión propiamente dicha, la procesión del silencio. Empezó en la iglesia parroquial con las tallas de Cristo de la Cruz a cuestas, Cristo atado a la columna, Ecce Homo (de este busto no hay fotos), Cristo de la Expiración y Virgen de los Dolores. Desde ahí nos dirigimos al convento donde se unirían las tallas de La Verónica (de los niños) y Jesús de Medinaceli. Una vez se juntaron ambas, nos dirigimos a la plaza mayor para ver como luego cada talla volvía a su iglesia o convento.

El viernes por la mañana agarre la cámara y me fui a la ermita de Nuestra Señora de la Soledad para sacar fotos de la preparación de las tallas. Y allí estaban la Virgen de la Soledad, Virgen de las Angustias, Santo Sepulcro (al que por respeto no le hice fotos) y San Juan Evangelista. Estaban en una calma que parecía que me estaban mirando. Ya por la tarde, me preparé para fotografiar toda la procesión. Lamentablemente no pudo salir. Hacía tanto viento que se temió que un golpe de aire hiciera temblar la estabilidad de la Virgen de la Soledad y acabara en un accidente. Todos lo lamentamos mucho. Pero es de agradecer que tuvieran el gesto de sacarla a la puerta de la ermita para hacer la «levantá» para que los que llevaban todo el año esperando con devoción este momento, no se quedaran con ese mal trago.

Hay personas a las que les tengo que agradecer mucho que este reportaje haya visto la luz. Empezaré por Vicente porque sin conocerme de nada, me permitió fotografiar a Jesús de Medinaceli por la tarde el jueves santo. También gracias a el, pude acceder al convento momentos antes de que empezara la procesión y le pude fotografiar con todos los costaleros de Jesús de Medinaceli. También le quiero dar las gracias a su mujer, Rosario y a Juan Carlos que me permitieron fotografiarlos con los niños junto a la talla de la Verónica momentos antes de salir. A todos ellos, ¡gracias de corazón!. Sin su colaboración no habría podido hacerlo.

Debido a que estábamos en una procesión, la del silencio, y sabiendo que había gente muy devota procure respetarla lo máximo posible. Intenté que el flash (necesario al ser de noche) no molestase a la gente y puse la cámara en modo silencioso para intentar hacer mi presencia lo mas «invisible» posible. Si alguien se enfadó quiero pedir perdón, no era mi intención faltar al respeto a nadie.

Es posible también que me haya equivocado con el nombre de algunas tallas y de su lugar de partida en la procesión. Si es así, los cambiaré encantado.

Podéis disfrutar de todas las fotos en la galería, en la sección de Semana Santa en La Puebla 2013 (cuando os metáis en la galería, abajo en el centro os aparecerá un botón con el mensaje «cargar más». Hay que pulsarlo para que cargue todas las galerías de fotos que quedan entre las que se encuentra la de Semana Santa)

 

Invierno

«Eres la distante y fría dama, invierno, que a días congelas las calles y a días hielas las ganas. Y sin embargo, me encantas, cuando enmudeces el aire, cuando azul dejas al mundo como recién bañado, límpido y en gélida calma.» (Texto por Soledad Vega, soledadvegarelatos.blogspot.com).

Ya podéis disfrutar de las fotos correspondientes al invierno. He tardado tanto en subirlas porque decidí dejar activo el post de la exposición. Muchísimas gracias a todos los que os habéis pasado a ver mis fotos mientras os tomabais una cerveza.

Respecto a estas nuevas fotos he de agradecer a Soledad y Miguel que me acompañaran aquella fría tarde de invierno para hacerlas. Fría y lluviosa. Tuvimos que parar a media tarde a tomar un café porque se nos había metido el frío en el cuerpo y no podíamos seguir mas sin calentarnos primero un poco. Luego estuvimos haciendo mas fotos en el palacio real y en el templo de Debod. Ahí tuvimos que dejarlo debido a que el viento era muy frío y estaba empezando a llover otra vez. Aun así, yo me lo pasé muy bien y creo que Soledad y Miguel también disfrutaron mucho. Si, se mojaron y pasaron mucho frío, pero fue una tarde inolvidable. Cuando llegue el verano y estemos a las cinco de la tarde haciendo fotos ya se acordaran de esta tarde jajajajajaja.

Espero que os gusten las fotos que ya tenéis disponibles en la galería.

Saludos

¡Exitazo!

El pasado día 10 fue la inauguración de mi primera exposición fotográfica y fue un exitazo. Quizá no fueran muchas personas, pero en mi caso he de decir que no me importó la cantidad sino la calidad. Estaban casi todos los que tenían que estar y por eso fue un exitazo. Que la gente hiciera un hueco para ir a ver mis fotos me alegró mucho. A todos los que fuisteis, gracias. Evidentemente faltó gente como mis padres y mis suegros que les era un poco complicado asistir. Una de mis cuñadas tenía la cena de despedida de su jefa y la otra tiene dos enanos y a esas horas le era muy complicado asistir. Tampoco me olvido de algunos amigos que les fue del todo imposible acudir a la cita pero que me han dicho que irán, como lo hará la familia que no pudo hacerlo.

La noche no pudo ir mejor. Lo pasamos muy bien (o al menos eso me pareció a mí) entre amigos, tomando unas cervezas y picoteando algunas cosillas. Pero sobre todo nos echamos unas risas y pasamos un buen rato mirando las fotos expuestas. La verdad es que no me importa si no se venden. Me considero afortunado por poder exponerlas en un sitio muy agradable y que la gente las vea mientras se toma una copa de vino con los amigos. Estoy muy contento y espero que sea la primera de muchas, jajajaja.

Las fotos las tenéis más abajo, pero he de decir que hay alguna desenfocada (el alcohol no dejaba enfocar bien, jajajaja)… pero da igual. Lo importante es que en las fotos salga gente riendo. Según vaya haciendo fotos las veces que vaya, las iré subiendo. De igual modo, si alguien va y hace fotos, si me las envía, las publicaré.

Espero que vayáis y disfrutéis…

¡Mi primera exposición!

El jueves 10 de enero de 2013 se inaugura mi primera exposición. ¡Mi primera exposición! Ha sido muy largo el camino hasta llegar aquí. Cuántas fotos habré hecho en estos años. Y cuántas fotos malas he hecho… ni lo sé… pero tampoco me importa porque de los fallos también se aprende y gracias a eso ahora voy a mostraros mis mejores fotos. El camino ha sido largo pero me he divertido mucho recorriéndolo y espero seguir divirtiéndome recorriendo todo lo que me falta, que se que es mucho.

Arantxa y yo

Me gustaría mucho agradecer a Arantxa y Miguel la oportunidad que me han dado y el haber confiado en mí y en mi trabajo. Me alegré mucho cuando me dijeron que mis fotos les gustaban y que estaban dispuestos a exhibir mis fotos en su taberna, La Inquilina. Jamás me imaginé que llegaría este momento y ahora que se va acercando confieso que estoy algo nervioso. No hago más que preguntarme si mis fotos les gustarán a la gente,  las odiarán o les serán indiferentes. En todo caso, al menos espero que les llame la atención lo suficiente como para contemplarlas con una copa de vino e imaginarse dónde están los lugares que en ellas aparecen o por qué elegí tal encuadre. En definitiva, que oberven la foto y se sientan implicados, que noten una conexión, que reflexionen tan solo un minuto y consigan meterse en ella, aislarse, desconectar y, por encima de todo, disfrutar el momento.

Tengo que agradecer a Arantxa todos los buenos consejos que me ha dado y que de muy buen grado he seguido. También le agradezco el que siempre me haya contestado y atendido con una sonrisa y una amabilidad que han hecho que sintiera que estaba hablando con una amiga. Por todo ello, gracias, Arantxa.

Os facilito los datos de la exposición:

Lugar: Taberna La Inquilina

Dirección: C/Ave María 39, Lavapiés, Madrid (Metro Lavapiés, línea 3 de metro)

Día: Jueves 10 de enero de 2013 (en principio estarán mis fotos expuestas hasta marzo)

Solo me queda instaros a que os paséis y las disfrutéis en compañía de un buen vino mientras escucháis buena música.

La página web de la taberna es:

http://www.lainquilina.es/

En ella encontraréis un plano con su situación.

 

 

 

Otoño

«Llegas Otoño tras el loco verano y a nadie apeteces. Y, aunque anciano pareces, traes inicios, y colegios, obligaciones y frías mañanas. Sin embargo contigo también a acuden excursiones de sierra, tardes templadas, promesas de fiesta, asueto de pueblo y castañas asadas. Y con tus colores de ámbar y fuego, árboles con ramas en llamas, poco a poco a todos nos ganas.» (Texto por Soledad Vega, http://soledadvegarelatos.blogspot.com.es/).

Paseando el otro día observé cómo los árboles se deshacían de sus hojas y vi como se amontonaban en el suelo y pensé que esa imagen tenia que captarla. Así que al día siguiente, cogí la cámara y allí que me fui. Llegué a una zona que no conocía repleta de árboles con hojas amarillas, rojas y verdes. Algunos no tenían ya ni hojas y otros tenían muy pocas. En algún caso me costo mucho buscar el encuadre. En algunas ocasiones me tuve que meter debajo de las ramas que tocaban el suelo con sus puntas (como en la jungla). Allí debajo me encontré con unos colores que no se veían desde fuera. El suelo parecía la alfombra roja de Hollywood y en medio del suelo había una champiñón del tamaño de una pelota de tenis.  Luego seguí bajando llegando a zonas del parque del oeste que no sabía que existían y desde las que había muy buenas vistas. Hasta tuve un encontronazo con la policía. Estaba yo detrás de unos árboles bajos y unos arbustos, al pie de una especia de barranco de tres metros formados por bloques de piedra cuadrados. Saqué algunas fotos y decidí seguir por otra ruta. Para salir de allí  tuve que andar agachado con la cámara entre las manos. Al salir me encuentro con un coche de la policía y veo que la copiloto baja la ventanilla y con una cara muy seria me pregunta:

– ¿Qué está haciendo usted?

Miré con sorpresa la cámara que llevaba entre las manos y observé que no era pequeña, que se veía bastante bien. Me dieron ganas de decirle «Pues aquí, asando castañas» pero pensé que no seria bueno para mi vacilarle, así que mientras yo miraba con cara de asombro la cámara dije:

– Sacando fotos

Se quedo extrañada por mi respuesta a lo que añadió:

– ¿Fotos de qué?

¡¡De los renos de Papa Noel, no te jode!!. Menos mal que me corté y mientra miraba con cara de asombro otra vez a todos los árboles que había dije:

– A los árboles.

Se quedó otra vez extrañada y me vi obligado a ofrecerme a enseñarle las fotos, cosa que al final no pasó y me dejaron tranquilo.

Qué ratillo pasé jajajaja. Pensé que me enchironaban. La próxima vez lo haré con la capucha puesta que da mas pinta de sospechoso a ver qué pasa.

Las fotos las tenéis en la galería, sección «Otoño».

Espero que os gusten.

Con Miki por Madrid

Todo comenzó en septiembre cuando alguien dijo: «¿Nos vamos a pasar el día por Madrid a hacer fotos?». A lo que alguien respondió: «¿Por qué no?. Y así nos plantamos los dos, a las 10 de la mañana en plaza de Castilla con la cámara colgada del cuello y el trípode al hombro. Entre el calor que hacía y las pintas que llevábamos (uno, con mochila y cámara; y otro, con trípode), la foto éramos nosotros. Decidimos ir bajando por el paseo de la castellana hasta la torre blanca de Madrid. ¿Gondor?, no; la torre Picasso, en la que había mas fotógrafos. Aquí ya empezábamos a acusar el calor. A continuación, como quemaba el Lorenzo, bajamos hasta Nuevos Ministerios por la acera en la que daba el sol. Así somos nosotros. Ya se acercaba la hora de tomar una caña y viendo la cara de Miki pensé que si no le daba cerveza en vena se me desmayaba. Ya llevábamos unas cuantas encima cuando dijimos: «habrá que seguir, ¿no?», y nos pusimos en marcha otra vez. Descubrimos la calle Válgame Dios,en la que hicimos unas cuantas fotos. Después nos dirigimos a la azotea del ayuntamiento para ver qué panorámicas había. Ya para acabar el día qué menos que unas cervecitas. ¿Malditas cervezas! Por su culpa alguien soltó: «No hay huevos a repetir el día, el domingo a las 8 de la mañana». Por culpa de esa cerveza, sí que los había. Y así nos plantamos en la plaza de Colón el domingo a las 8 de la mañana como dos «pimpines» con la cámara y el trípode. Cogimos el paseo del Prado, descansamos en el museo del Prado, nos tomamos un café en el barrio de las letras, pasamos por el sitio donde está enterrado Cervantes (que está enterrado en el barrio de las letras) y acabamos en la Plaza Mayor rodeados de japoneses. Ya en el palacio real pensamos «ya, se acabaron las fotos» y fuimos a celebrarlo con sidra y cervezas. Vaya dos, ja  ja ja ja ja.

¿Repetiremos algún día?. Por supuesto que sí. Madrugar, caminar hasta que duelan los pies y la espalda, cerveza, comer como animales y hacer fotos jajajajajaja. La próxima espero contar con el equipo completo: Soledad, McMiguel, El abuelete Navarrete, la Rubia y yo.

Podéis ver las fotografías en la galería en las secciones de Madrid y retratos.

 

 

 

Bienvenidos

¡Bienvenid@s a mi web de fotografía!

Ha sido un camino largo, pero por fin ya tengo mis fotos preferidas publicadas. Espero que os gusten y que disfrutéis viéndolas tanto como yo me he divertido haciéndolas y creando esta página.

Ahora llegan los agradecimientos, algo que considero importante. En primer lugar me gustaría agradecer a Soledad que me haya «espoleado» para crear y publicar mis fotos en una página web, y que me animase a ser mejor fotógrafo; sin olvidar la infinita paciencia con la que me ha escuchado (y también haber posado como modelo en múltiples pruebas fotográficas) .  También quiero agradecer a Miguel Angel Navarrete la paciencia con la que me ha escuchado y su apoyo y su colaboración en estos últimos años, tanto aconsejándome sobre objetivos como  acompañándome a un concurso de fotografía. Tampoco podría olvidarme de  Miguel Ángel López Prada,  porque él fue el primero que quiso tener mis fotos expuestas en su casa, algo que me animó mucho, e incluso me acompañó un frío, pero que muy frío, día de diciembre a hacer fotos por Madrid. A Mercedes que siempre ha tenido halagos hacia mis fotos y hacia mi y además ha confiado en mi para que le acompañe a hacer unas fotos de Madrid que ella quiere tener. Mención especial también merece mi cuñada Beatriz, porque ella ha sido la primera que ha comprado mis fotografías.  Y mi cuñada Gema, que siempre ha tenido palabras bonitas cuando ha visto mis fotos. Además me gustaría mencionar a dos chicas que trabajan en una conocida tienda de fotografía de la calle Alberto Aguilera de Madrid, Raquel y Rosa, pues siempre han tenido palabras de ánimo al ver mi trabajo y también me animaron a exponer.  Por último, quiero agradecer a mi madre todo lo bonito que dice cada vez que ve una de mis fotos. No se me puede olvidar tampoco mi suegra Satur «la Melquiádes», por asombrarse tanto al ver mis fotos. Y, por supuesto, al resto de amigos y familiares que siempre han tenido buenas palabras y gestos sinceros de ánimo ante mi trabajo.

Para todos vosotros, muchas gracias.

Según vaya haciendo más fotos, las iré subiendo. En las entradas que vaya haciendo, al final podréis ver un enlace para suscribiros por RSS. Así cuando haga una nueva entrada lo sabréis al instante.

En cada post también tendréis la posibilidad de dejar comentarios.

Respecto al apartado de ventas, en la página «venta» encontraréis un enlace a una web externa en la que tengo dos galerías con fotos a la venta. Ellos se encargan de imprimirlas en el material que escojáis y también se ocupan de llevároslas a casa. Por razones de espacio no he podido poner todas las fotos de esta web a la venta. Si estáis interesados en adquirir alguna foto y no la encontráis en dicha web, podéis poneros en contacto conmigo a través del formulario de contacto y yo me encargaré de imprimirla y enviarla.

Ya os dejo que disfrutéis las fotos.

Gracias y un saludo.