Verano

“Es una hermosa noche de verano.
Tienen las altas casas
abiertos los balcones
del viejo pueblo a la anchurosa plaza.
En el amplio rectángulo desierto,
bancos de piedra, evónimos y acacias
simétricos dibujan
sus negras sombras en la arena blanca.
En el cénit, la luna, y en la torre,
la esfera del reloj iluminada.
Yo en este viejo pueblo paseando
solo, como un fantasma.” (Antonio Machado, Noche de Verano)

Pues aquí están ya las fotos de verano, que son las últimas que hago sobre las estaciones. Para hacerlas me he inspirado en lo que significaba para mí el verano cuando era un niño. Las vacaciones empezaban cuando llegábamos al pueblo y nos juntábamos los amigos en la plaza. Eran días de mucho calor y aun así nos pasábamos el día jugando en pleno campo con la que caía, en la calle, o en donde fuera.
¿Qué sería de un pueblo sin fiestas de verano? Sin esa orquesta casposa tocando los éxitos del verano, esos fuegos artificiales, esa tómbola que siempre da premios y sobre todo sus encierros. Esos encierros que los corren desde gente que va cargada a gente que va muy cargada. Yo me he decidido este año a correr la vaca… y me lo pasé muy bien, excepto ese momento en que me vi acorralado en una parte de la plaza sin un solo palo libre al que subirme. Sudé lo que no está escrito; el corazón a mil y lo único que se nos ocurrió a los que íbamos corriendo era partirnos de risa. ¡Si nos llega a pillar, no hubiera tenido gracia! jajajajaja.
Dicho esto solo queda añadir que espero que os gusten y que cuando veais la mirada asesina de la vaca, penséis que yo la vi de cerca jajajaja.
Como siempre, las fotos las tenéis en la galería. Podéis acceder pinchando aquí
Además, como extra, hay un nueva foto en la sección de retratos: El Pichi al que veréis aquí
Un saludo a todos y nos vemos en la próxima serie.